Qué es el café lavado?

Entre la recolección de las cerezas de café y su tueste, existe un paso fundamental que repercute decisivamente en el sabor final de nuestros cafés. Se denomina procesado o fermentación del café y varía en función de la especie (robusta o arábica) y el país productor. Tres son los métodos principales de fermentación: lavado, natural y honey o semi-lavado.

A diferencia del procesado natural, durante el método lavado se separa el grano de café de su cáscara (se despulpa) y, posteriormente, se fermenta en tanques de agua durante horas o incluso días hasta que el mucílago, la capa más fina que recubre el grano, desaparece completamente. La fermentación natural se hace directamente al sol con la pulpa o cáscara.

El proceso lavado suele ser el preferido por las cafeterías de especialidad porque conserva mejor las características naturales del café, a diferencia del proceso en seco. Los cafés lavados suelen tener sabores más frutales, cuerpos más ligeros y un sabor más claro.

 

Coffee-cherries-by-logicalrealist.jpg