Cómo preparar tu café en la clásica Chemex

CHEMEX-cafe-metodo-696x383.jpg

Existe una razón para que la estilizada y elegante Chemex se mantenga como un clásico durante tantos años. El proceso de elaboración es simple y es la mejor elección cuando quieres preparar tres o cuatro tazas en uno, a diferencia de otros métodos que solo generan de una a dos servidas.

La Chemex se caracteriza por quitar los sedimentos más finos y la grasa que provoca que el café sea más amargo, esto,  junto a su precisa velocidad de filtración, nos brinda como resultado una taza de café muy limpia y aromática, con un sabor inigualable.

Método

  • Colocar el filtro de papel en la cafetera. Es muy importante tomar en cuenta que Chemex tiene su propia marca de filtros especiales, los cuales tienen una parte doble, la cual debe ir del lado del pico vertedor.
  • Verter agua caliente para para humedecer el filtro y precalentar la Chemex. De esta manera, el filtro quedará mejor adherido al vidrio y ayudará a quitar los componentes que no deseamos en el café.
  • Eliminar el agua utilizada en el punto anterior y volver a colocar el filtro con la parte doble en el lado del pico vertedor.
  • Echamos el café molido en el filtro y agitamos con pequeños golpes para nivelar. Recomendamos cafés suaves con tueste y punto de molienda medio. La proporción adecuada, para seis tazas, es de 60grs de café con 900 ml de agua.
  • Luego viene fase de preinfusión que consiste en humedecer el café molido justo antes de prepararlo, con el fin de mejorar su aroma. Para ello, necesitamos verter una pequeña cantidad de agua caliente y dejar reposar entre 30 y 50 segundos.
  • Una vez que el agua haya hervido, la quitamos del fuego unos 40 segundos para que llegue aproximadamente a 90ºC.
  • Verter el agua sobre el café en forma lenta y en espiral comenzando desde el centro hacia la periferia. El flujo de agua debe ser parejo y permanente, de este modo garantizará que la filtración sea uniforme y que el porcentual de extracción se ubique dentro de los parámetros adecuados.
  • Una vez que solo caiga alguna gota esporádica y todo haya filtrado, retiraremos el filtro con el café molido.
  • Damos un pequeño meneo circular para mezclar aquello de lo que se haya podido extraer más con aquello de lo que se haya extraído menos.
  • A disfrutar un delicioso café.
chemex 2.jpg

¿Por qué el café colombiano es de alta calidad?

IMG_7390.JPG

Condiciones de la zona

El café colombiano es de la variedad arábiga,  que es una de las más apetecidas a nivel mundial por su suavidad y su bajo nivel de cafeína. Pero el Café Ancestral y el café gourmet de Colombia, además de ser Arábigo, es cultivado en terrenos montañosos característicos de los Andes, donde la temperatura varía entre los 18 y los 23 grados, con latitudes y altitudes propicias para su producción. Aprovechando así las características del país para nutrirse, recibiendo la humedad y vientos que, combinados con los suelos montañosos, definen las temporadas de lluvia. Las cuales brindan la cantidad adecuada de agua para los cultivos durante todo el año.

DSC_0092.JPG

Características

El café gourmet colombiano  debe su sabor a que es preparado con los mejores granos. Cuenta con la suavidad característica propia del café tipo arábigo, ésta deja una sensación agradable y balanceada a los sentidos, donde su aroma al ser pronunciado, se queda en tu mente cuando lo hueles y lo pruebas; y con su cuerpo medio alto deja un delicioso sabor en tu boca al percibirlo. Además, cuenta con una acidez relativamente alta, lo que lo hace uno de los cafés más deseados.

El Café Ancestral, proviene de la producción que tenemos en la Sierra Nevada de Santa Marta, la cual es cultivada en alta montaña a una altura entre 1600 y 1800 (m s.n.m) lo que le agrega beneficios en el tamaño del fruto, su sabor y su cuerpo. Estas características reunidas, hacen que a la hora de la tostión, los aromas ligeramente afrutados, herbales y con notas dulces, se puedan percibir y hacer de la toma del café una experiencia placentera.

DSCN2973.JPG

Procesamiento

La transformación del café, para pasarlo del fruto en forma de cereza a café pergamino, se denomina beneficio. Este proceso se hace por vía húmeda o lavado, el cual brinda un resultado óptimo en el sabor y la calidad.

La producción de café gourmet está cuidadosamente organizada e inspeccionada (desde la recolección selectiva, post-cosecha por vía húmeda, secado artesanalmente al sol, clasificación por trilla, transporte, almacenamiento, procesamiento y distribución), para ofrecer altos estándares sin alterar la trazabilidad orgánica de nuestro Café Ancestral.

Lo que respalda todo ese proceso para producir café colombiano es su trabajo artesanal, en el que miles de familias dueñas de pequeñas parcelas trabajan conjuntamente con dueños de marcas 100% colombianas, para producir el mejor café del mundo.

Los 6 errores más comunes al preparar el café

tumblr_inline_ounqjgncuS1v32dkn_540.jpg

Existen diferentes  maneras de preparar el café, y esto depende de aquellos pequeños errores que podrías estar cometiendo cada vez que decides hacerte una taza de café.

Así que nos dimos a la tarea de ayudarte a mejorar el resultado final de tu café, realizando una pequeña lista de los errores más comunes y cómo solucionarlos.

Cantidad del café

¿No sabes si usas mucho o poco café? Intenta primero con dos cucharadas rasas de café molido por cada 220 ml de agua y después ajusta al gusto.

Molido equivocado

Diferentes cafeteras, diferentes moliendas. Aquellos granos demasiado finos son los mejores para las cafeteras de espresso, mientras que los de tamaño mediano son mejor para las de goteo y los más gruesos para la prensa francesa.

No al agua hirviendo

Cuando usas agua hirviendo, se extrae amargor y acidez de los granos. La temperatura del agua es muy importante y, por regla general, es recomendable que se encuentre entre los 90 y 96 grados. ¿Cómo puedes calcular la temperatura sin un termómetro de cocina? Pon a calentar el agua, cuando veas las primeras burbujas salir es el momento indicado de apagar el fuego.

¿Café en el refrigerador?

Muchos sugieren guardar el café para mantenerlo fresco pero, la realidad, es que el café absorbe la humedad y los olores de otros alimentos del refrigerador. Además, al conservar el café de esta manera, lo sometes a cambios bruscos de temperatura y a humedades muy altas totalmente innecesarias. La mejor manera de almacenar el café es mantenerlo temperatura ambiente en un recipiente hermético y solo comprar la cantidad que consumes en una semana para asegurar la frescura.

Calidad antes que otra cosa

¿Cómo comprar café de calidad? Pon atención a la fecha de empacado, además asegúrate de comprar café 100% arábica, evitando las mezclas con sucedáneos.  Lo ideal es comprarlo en grano, con una fecha de tostado o elaboración no mayor a seis meses y molerlo antes de cada preparación. Procura que los empaques sean oscuros para evitar el contacto prolongado con la luz.

Limpieza

Es importante limpiar la cafetera y cada utensilio que uses en el elaboración del café. Lava los utensilios lo antes posible tras su uso y secalos con un paño limpio, de lo contrario pueden aparecer depósitos de cal. Descalcifica tu cafetera una vez al mes o cada tres meses como mucho.

¿Café en grano o molido? Paladar vs Practicidad

tumblr_inline_ouwsxwLjrx1v32dkn_1280.jpg

Con el auge de una cultura cafetera más consciente, en Chile y en muchos otros países se convirtió en una opción común tener molino de café en casa.  Y es que nada se compara con el aroma de los granos recién molidos invadiendo los espacios de nuestro tiempo. Seguramente habrás escuchado que este tipo de café es mejor que el molido que has consumido toda tu vida ¿no?, Bueno, en Café Ancestral te explicamos las diferencias entre una forma y la otra y por qué nosotros te ofrecemos ambas posibilidades.

Lo primero que debes saber es que ninguno es mejor que el otro. Se trata de gustos, confianza en el productor e incluso practicidad. Así, si el café debe ser molido para tomarse ¿por qué hay quienes prefieren comprarlo en grano?

Pues bien, moler el café antes de ser preparado va más allá de una tendencia de moda, tener el grano permite apreciar mejor su calidad y cerciorarnos de que efectivamente es la que elegimos. Asimismo, el grano conserva mucho mejor las características de sabor y aroma del café, así como aletarga su proceso de oxidación. Y bueno ¡ni hablar de ese magnífico aroma que expide el café recién molido!

Por otro lado, el café molido no solo es mucho más práctico (si eres de los que no tiene tiempo o equipo), sino que te ofrece la solución de “punto de molido”. Saber si un café está demasiado fino o por el contrario muy rústico es una tarea de equilibrio que no se logra fácilmente con la molienda casera. Hay que afinar primero los sentidos. Un café molido es una buena respuesta a esta necesidad.

La gran aceptación del café en grano sobre el molido ha derivado de la mala calidad del café común que se encuentra disponible en los supermercados. En estos productos es normal que se empleen malas prácticas, como la mezcla con otros elementos que lo hagan rendir más o esconder defectos del grano. Sin embargo, en cafés de especialidad es muy diferente, si cuentas con un distribuidor confiable como Café Ancestral.

Sea que lo muelas en casa o que ya lo hayas comprado así, debes saber que el café al estar molido acelera su proceso de oxidación, así como pierde propiedades, aromas y definiciones de su sabor si no es usado inmediatamente. Razón por la que, si lo prefieres en grano, solo debes moler lo que vas a usar en ese momento y si lo compras molido debes resguardarlo muy bien del ambiente.

En ambos casos, te indicamos qué debes hacer para conservar mejor tu café:

Debes cuidarlo de la luz, mantenerlo en un lugar con sombra.

Mantenerlo alejado del calor y la humedad.

Debes usar un recipiente que esté siempre bien ajustado para que no le entre aire.